El alma de la casa

El alma de la casa


Soñábamos desde hacia tiempo con encontrar un lugar “especial” donde construir una casa familiar. Conocíamos la zona de La Drova donde tenemos buenos amigos y nos lanzamos a la búsqueda de un terreno o chalet. Entonces apareció la residencia de religiosas “Residencia Beato Andrés Hibernón”perteneciente a la orden de las Hermanas Franciscanas. Es una edificación de aproximadamente 850 m2 en tres plantas, ubicada en pleno monte, en el limite de la zona residencial de La Drova con el pueblo de Barx. Cuando en 2004 el edificio se puso a la venta, se encontraba en estado de total abandono y deterioro.

Nos decidimos a comprar la residencia, en un principio para rehabilitarla sólo en parte y pasar el verano. La ubicación, rodeada de montañas, las espectaculares vistas, el gran jardín, entonces salvaje ( 3900 m2 de terreno), las pinadas…. nos enamoraron. La idea de los apartamentos rurales no nació hasta algo más tarde, a la vista de las magnificas posibilidades del conjunto. Y así comenzó nuestro proyecto, adaptando la estructura original para apartamentos. Al mismo tiempo, planta por planta, vamos acondicionando también la parte del edificio destinada a nuestra vivienda.

“El Somni” quiere decir “el sueño” en valenciano, en el sentido de ilusión o quimera. El nombre indica lo que significa la casa para nosotros: soñamos con disfrutarla, con mejorarla día a día y con, algún día, poder vivir en ella todo el año.

Ofrecemos a nuestros clientes todo lo que nos entusiasma de nuestra casa: la tranquilidad que se respira, el silencio solo interrumpido por el canto de los pájaros, las maravillosas vistas, las mañanas soleadas, los atardeceres rojos, los días en que las montañas se cubren de niebla, los conejos que pasean por el jardín, …. La casa la estamos rehabilitando con esfuerzo, con ilusión y con mimo y creemos que esto se transmite en los detalles y en el trato que ofrecemos a nuestros clientes con los que la compartimos y aspiramos a que se sientan como en la suya.

El Somni está retirada del mundo de las prisas y cuenta con multitud de espacios donde relajarse y disfrutar de un buen libro o de una conversación agradable o simplemente donde abandonarse al “dolce far niente”, desde las magnificas terrazas con vistas a las montañas y la piscina, pasando por el mirador , el jardín o la pinada , donde uno puede echarse una siesta bajo los pinos. Tenemos el privilegio de la calma.Y si queremos un poco de ajetreo, Gandía y sus playas se encuentran a tan solo 13 km.

Deseamos que te sientas bien disfrutando, no sólo de nuestra casa, sino también de la bella comarca de La Safor. Aquí encontrarás tranquilidad, paisaje ( montaña, playas, naranjos) y gastronomía.







Bienvenidos a El Somni







lunes, 1 de septiembre de 2008

Las montañas vistas este



Todas las ventanas de los apartamentos orientadas al este tienen como vista esta montaña.